lunes, 7 de abril de 2014

Disfrutando de un gran parque

Nosotros tres siempre tratamos de salir a dar una vuelta, ahora más que nunca la bubu está pidiendo salir a la calle casi a gritos, le encanta ir en el auto o dar una vuelta en su coche, es por eso que ahora le hemos agarrado el gusto de pasear por diferentes parques a diferentes horas del día, ya hemos visitado unos cuantos y nos hemos tomado un buen tiempo en darles una o dos vueltas pero de este último domingo ha sido uno de los mejores.

Uno de mis amigos del cole nos había comentado que el Parque del Olivar estaba muy bonito y que sería simpático visitarlo, entonces como ayer no teníamos un destino fijo nos pusimos como meta visitarlo por la tarde, más agradable se puso el día porque mi mamá nos llamó temprano para invitarnos a almorzar y aprovechamos la invitación para también llevarla a ella a pasear al parque, una espectacular idea porque nos divertimos todos caminando de un lado para otro, porque realmente el parque es grande.

El Parque del Olivar tiene unas cinco cuadras de largo y está cerca de la municipalidad de San Isidro y de la biblioteca municipal, tiene dos lagunas artificiales, una bastante más grande que la otra, que es justamente donde se concentran todos los paseantes, es ahí donde se ven varios tipos de aves y peces y la gente les da de comer, mas fue la sorpresa porque en este parque si te dejan entrar al jardín, no como en el de Miraflores que ni bien pisas el césped los agentes de Serenazgo te están llamando la atención, acá puedes caminar por el jardín, sentarte, hacer tu picnic y nadie te dice nada, obviamente que si te ven haciendo algo indebido ten por seguro que te van a jalar las orejas.

En resumidas cuentas fue una buena caminata, disfrutando del sol, la naturaleza y la oportunidad de ver a mi hija contenta, viendo como la gente con la que te cruzas la ve y solo tiene comentarios agradables, sobre todo por sus ojos, gente de todas las edades, niños que se acercan para jugar, adultos mayores que se maravillan por una bebe, y por todas los bebes que pueden haber en ese momento, como nos dijo un señor durante la caminata, "los bebes son una bendición y todos son hermosos", disfrutamos de buena compañía, incluso conocimos a otra bebe de nombre Luana, unos meses mayores que la bubu, fue realmente genial.

Aprovechamos el atardecer para tomar unas cuantas fotos, yo como siempre tengo que retratar todas las eventualidades y ocurrencia que hacemos y esta vez fue la primera vez que nuestra hija tuvo contacto casi directo con la naturaleza, la dejamos sobre el césped, pero con una manta de por medio claro, como aún seguimos con los tratamientos de la piel y de los labios no nos podemos arriesgar a que agarre algo que después nos haga retrocedes, pero igual le dejamos un poco de espacio para que pueda hacer sus maromas. La abuela también aprovecho los mejores momentos del paseo para tener sus fotos con la nieta, diría que la bebe y la abuela tienen más fotos juntas que con sus papas, cosas que suceden no?

Fue realmente un agradable domingo, ahora ya nos toca ir al Parque de las Leyendas o al de Huachipa para que vea de cerca los animales, veremos que reacción tiene con respecto a eso, imagino que podremos aprovechar el fin de semana se Semana Santa para pasear un poco más. Nos iremos programando poco a poco y ya iremos reportando las actividades mismo CNN en Español.