miércoles, 30 de julio de 2014

Hija no crezcas tan rápido

Hija de mi vida, sé que debes crecer, ganar peso y talla, pero a tu mamá y a mí nos parece que se nos van los días demasiado rápido, no quisiéramos que crezcas más porque poco a poco estamos viendo que nos faltan fuerzas para poder cargarte, a este paso vamos a terminar como fisicoculturistas con unos buenos bíceps y un buen dolor de espalda.

La ropa no te dura mucho, aunque tu madre te cambie cinco veces al día igual vemos como rápidamente tu ropa pasa a la caja de “ya no le queda” y de ahí tengamos que ver qué hacemos con ella, a veces me da tanta pica ver ropa tan linda, comprada con tanto amor por nosotros o por tus abuelas y que solo puedas usarla una o dos veces, ya pues hija no crezcas tan rápido.

Según tu ultimo control estas más alta de lo que deberías, estas usando ropa de 18 meses cuando realmente tienes 10, sé que es parte del desarrollo de un bebe y forma parte de la vida pero igual me parece injusto para nosotros, tus padres, ver que cada día haces algo que nos deja con la boca abierta, me encantaría poder grabarte todo el día para no perderme ningun detallito pero no se puede, es realmente una pena.

A esta velocidad es probable que en un abrir y cerrar de ojos tengas 1 año, luego 15 y luego 25 y quien sabe casada y con hijos, cuando nosotros ya estemos viejos o de repente ya no estemos, nos gustaría que te quedes como estas ahora para poder disfrutarte mas pero sé que no se puede, la vida continua, tu creces y nosotros seguimos quemando kilometraje todos los días, pero eso sí, me muero de ganas de que me digas Papá y a tu mamá le digas Mamá y en ese momento congelar el tiempo, ponerle pausa al video y así poder disfrutar de esa simple palabra una y otra vez, por eso te digo, hija no crezcas tan rápido y quédate con nosotros de ese tamañito siempre.