miércoles, 26 de agosto de 2015

El Día que Nevó en Casa

¿Alguna vez alguno de tus hijos ha hecho una travesura digna de castigar pero que al final celebras y disfrutas con orgullo? Pues eso nos pasó a nosotros en casa.

Hace varias semanas que estábamos con la intención de preparar un keke en casa y nunca logramos detenernos en el tiempo para poder prepararlo pero al menos habíamos comprado todos los insumos y habíamos recuperado la batidora de la casa de mi suegra, así que estábamos más que listos, el tiempo era el que nos fallaba, nunca podíamos estar tranquilos en casa los tres como para poder hacer lo que la receta decía, y así el tiempo fue pasando hasta que sucedió lo inevitable.

Un día de semana, cualquier día de la semana, mientras yo estaba en la oficina estuvieron ocurriendo cosas en la casa que estuvieron fuera de mi control, a tal nivel que cuando Mary, mi esposa, me contó lo sucedido por teléfono yo casi reviento de cólera, sin embargo cuando me envío una foto con la cara de la bebe la cosa cambio por completo, quien iba a pensar que después de haber estado furioso por lo sucedido estuviera tan tranquilo y lo más gracioso, encantado y feliz de que mi hija haya hecho semejante travesura.

Nosotros en casa tenemos una política de libertad controlada, es decir, dejamos que nuestra hija explore las cosas, no le negamos casi nada, a no ser que sea un tema que afecte su seguridad o la nuestra de manera directa o indirecta, mientras las cosas estén dentro de nuestro control no hay problema, aparte de que Mary ya me había dicho que su intención era que cuando hiciéramos el keke la bebe este con nosotros en el medio, agarrando la harina, ayudando con la masa, jugando con los huevos, ¿porque no? hubiera sido muy divertido.

La cosa fue que la bebe nos ganó, Mary me comento que como jugando ella encontró la bolsa de la Maicena abierta a medias y fue en ese momento que empezó a nevar en la cocina como si fuera navidad en algún país nórdico, y no solo fue en la cocina, la nieve paso a la sala y al comedor. Yo estaba furioso cuando me lo conto por teléfono pero luego al llegar a casa en la noche y ver las fotos y la cara de diversión de la bubu me cambio el genio totalmente, se debe haberse divertido harto en ese momento, ¿para qué cohibir la curiosidad de un niño en pleno desenrollo? No tendría mucho sentido, al contrario, debe poder explorar las cosas como son pero siempre bajo supervisión, hay que dejarlos ser, al menos eso pensamos en la casa, mas mi esposa que yo, no puedo opinar del resto de padres, pero para nosotros ahora es algo divertido y tengan por seguro que lo vamos a repetir pronto.

¿Y ustedes han disfrutado de una travesura como esta en casa?

lunes, 17 de agosto de 2015

La Importancia de los grupos de crianza (masculinos) en todos los lugares del mundo

¿Es posible que grupos de crianza en diferentes países del mundo puedan tener un denominador común?

¿Es posible ponernos de acuerdo para apostar por un nuevo modelo de paternidad (y maternidad) más consciente y respetuosa?

¿Es posible que diferencias en los idiomas, en las culturas, en las costumbres, en las formas de gobierno y en las religiones permitan quedar en un segundo plano para dar el necesario protagonismo a la crianza y educación de los más pequeños?

Es posible, por supuesto. Es posible y es necesario. Y es uno de los grandes objetivos de los grupos de crianza que van surgiendo de manera exponencial en muchos lugares del mundo.
Todos tenemos más o menos claro los conceptos básicos en los que se debe regir la educación de nuestros hijos: apego, respeto, amor, corresponsabilidad, escucha activa.

Y todos tenemos y debemos saber los “derechos” más básicos de nuestros hijos:

-Un parto respetuoso, que no rompa el vínculo tan especial que durante 9 meses ha tenido lugar dentro del cuerpo de la madre.

-La lactancia materna a demanda y prolongada en el tiempo todo lo que sea necesario y posible es una fuente de salud emocional (no solo alimentaria) para el propio binomio madre-bebé.

-El colecho, también en la medida de lo posible adaptado a las necesidades del bebé también es bienvenido. No solo refuerza la calidad del sueño y el crecimiento del bebé en su acompañamiento nocturno, sino que refuerza y debe estimular la unidad familiar, como algo único, inseparable, especial.

-Respeto por los tiempos necesarios para cada niño o niña en sus diferentes etapas de crecimiento (control de esfínteres, primeras palabras, primeros pasos….) sin obsesionarnos por las tablas de percentiles que marcan de forma casi “obligatoria” nuestras visitas a los pediatras.

-No a la escolarización temprana, si lógicamente se puede evitar. Debe ser uno de los últimos recursos en poner en marcha si lo pensamos convenientemente no por nosotros sino por las necesidades reales de nuestros hijos.

Ningún niño o niña de corta edad estará mejor que con su madre y su padre (no necesariamente los dos juntos, porque es lógico que uno o los dos tengan y puedan trabajar). No les ayuda a socializarse más temprano por el simple hecho de compartir escuelas o guarderías con otros niños de su edad.

Ni van a tener el mismo grado de atención por parte de sus cuidadores/as en comparación con la prestada en su casa por una de las dos figuras paternas.

Para hablar de estas y muchas otras cosas más que tienen que ver con la concienciación necesaria en la que debemos poner todos nuestros esfuerzos, está surgiendo en la actualidad numerosos grupos y movimientos a lo largo de todo el mundo donde se están empezando a poner en marcha otra vez modelos de crianza que quedaron relegados en su día, siendo sustituidos por “experimentos modernos” en la crianza de los niños en edad temprana de los cuales habría que desconfiar cada día más (bebés durmiendo en habitaciones separados de sus padres, escolarizaciones tempranas, límite de la lactancia materna rápidamente sustituida, plazos en el desarrollo del crecimiento de los bebés extremadamente cortos y acelerados) que han convertido la sociedad moderna actual en un espacio deshumanizado, insensible y francamente digno de ser mejorado en muchas cosas (entre ella la sociabilidad de la gente con sus semejantes, sobre todo, en nuestras versiones de “adultos”). Creo que en esto último estamos bastante de acuerdo en muchas partes del mundo, independientemente de donde vengamos.

Y esto tiene que crecer por encima de la sociedad actual que nos gobierna (desgraciadamente no solamente en cuestiones de estado) y que nos dicta el camino a seguir no dejándonos elegir e imponiéndonos un estilo de vida en los que muchas veces no tienen cabida los más pequeños.
Y eso tiene que ocurrir en España, en Perú, en Mozambique y en cualquier otra parte del mundo, por muy lejana en el mapa que esté de nosotros.

Yo estoy convencido de que eso va a ser así.

Y va a ser así, con la ayuda de las mujeres (que nos llevan una gran ventaja biológica y de género con respecto a la forma en que viven su maternidad), y sobre todo tiene que dar un salto cualitativo y diferenciados con la ayuda de los hombres, que durante tanto tiempo han estado alejados (unas veces por imposición de la sociedad y otras veces por una mala elección nuestra en muchos casos) de nuestro rol de padres, limitándonos nuestro espacio de presencia en el núcleo familiar al mero “suministrador” de bienes para el correcto mantenimiento de las necesidades del hogar familiar.

Y todo eso tiene que cambiar. Y cuanto antes, mejor. Así que, les animo a que se pongan manos a la obra, pues nuestros hijos nos reclaman un mundo mejor donde vivir.

Víctor Sánchez
Madrid, España

miércoles, 12 de agosto de 2015

Miedos y Angustias de una Mamá Primeriza - Testimonio

Mi testimonio tiene que ver con algo que he notado que se repite en varias mamás primerizas, y que no es para nada igual cuando una tiene un segundo bebe. Esperar el primer bebe es emocionante pero también muy estresante, una no sabe si lo que está haciendo está bien o mal hasta después, cuando vemos el producto en perfecto estado y sonriendo, esa experiencia es muy valiosa a la hora de tener un segundo bebe, voy a contar un poco de la espera y el primer día que llegó mi primogénito, espero sea de ayuda para alguna mamá primeriza para que le de alguna tranquilidad, alguna tal vez haya pasado por lo mismo y se sienta identificada, o si está en duda puede animarse por el segundo(a). ;) El hermanito, en mi caso, se dio como algo muy natural, tanto así que no lo noté hasta el segundo mes de embarazo, no estaba pendiente de las fechas como con el primero que marcaba todos los meses religiosamente en el calendario, los días probables. No hubo los miedos de antes, pude disfrutar más de todo el proceso de espera, ya sabía que cosas si se usan y que cosas no y sólo ocupan espacio. Que marcas eran buenas y malas de cada cosa, biberones, pañales, ropita, zapatos, donde las vendían, y sobre todo cuando debía preocuparme y cuando no, tenía una línea de partida para saber qué era lo que estaba “bien” y si no, a preguntar. 

Quedar embarazada no fue algo rápido, no dijimos, ya, el próximo mes lo hacemos y zas. Todo lo contrario, demoró más de lo previsto. No voy a ahondar en ese tema porque me estaría yendo por las ramas, solo diré que como todo lo que tiene que pasar, felizmente pasó. 

Y este pequeñito desde antes de nacer cambió nuestras vidas para siempre, arreglamos el cuartito, compramos cuna, mueblecitos, nos regalaron de todo, aparatos grandes, medianos, pequeños, algunos los usamos, otros no tanto, había mucha ropita, juguetes, nos emocionamos con cada gesto y detalle que llegaba para nuestro pequeñito. 

Me di cuenta que en mi familia nunca había tenido un bebé cerca y no me gustaba cargar a los bebés ajenos, me parecían tan delicados, lo cierto es que me asaltaban muchas dudas y leí mucho, libros, revistas, foros, fui a las clases de psicoprofilaxis, quería estar preparada para no cometer errores o al menos para hacerlo lo mejor que se pueda.

Hasta que llegó el día esperado, estaba ahí pero sentía que flotaba, tal vez fue por la anestesia, o por las emociones, todo pasó muy rápido, la gente entraba, saludaba y salía, yo estaba feliz, pero a la vez preocupada, lo primero que tenía que hacer como mamá era darle leche al bebe. Después de toda la preparación sobre lactancia, no debía tener problemas, a menos que sea yo el problema, me empecé a preocupar.

Desde que nació, a los minutos me lo acercaron para que tome leche, era muy frustrante ofrecerle para que tome y que él quiera tomar y no pueda, creo que le ofrecí tantas veces sin obtener resultados que luego cada vez que lo acercaba a mi pecho lloraba, yo podía sentir su frustración, no tomó nada por varias horas.

Cuando pasó la hora de visita estuve por fin un tiempo a solas con mi bebe, digo a solas porque ya no teníamos más visitas que el núcleo familiar. Y ya era, se supone, hora de dormir, pero ninguno de los dos tenía sueño. 

Y fue cuando pude darme cuenta de su mirada, no sé si me miró por primera vez, o si ya lo había hecho durante el día y no lo noté porque estaba más preocupada por el ajetreo de las visitas y porque tome leche, que no había reparado en nada más, pero en ese momento me miró como alguien que te conoce desde hace tiempo, como alguien que te reconoce, fue uno de esos momentos mágicos. Cuando me miró así, me di cuenta de que al menos por ese día, el no necesitaba tomar leche de mi pecho, ni de biberón, no necesitaba nada más, sólo tenerme cerca, para que lo cargue, para que lo abrace, para que le cante las canciones que había escuchado antes y que ahora escuchaba con toda claridad y saber que todavía estaba ahí su mundito seguro y conocido y fue cuando mis dudas y temores se desvanecieron, al menos por ese día no debía preocuparme, él no estaba preocupado, ni tenía hambre, ni sed, ni sueño, no le faltaba nada, él también era feliz.

sábado, 8 de agosto de 2015

Viernes Dando la Nota Nro #4

Ayer fue viernes nuevamente y fue un día bastante atareado, el tiempo no fue lo suficientemente extenso como para poder hacer todo lo que uno a veces planifica, no siempre se puede hacer todo, lamentablemente. Pero eso no significa que pueda compartir el tema del día de ayer hoy, al fin y al cabo la música forma parte de nuestras vidas en todo momento, no solamente los viernes.

La siguiente canción nunca la había escuchado, mi esposa me la hizo oír y la verdad que estuvo muy simpática, el tema es sobre como un chico le dice a su chica que sea su princesa, mismo cuento de hadas, tal cual se oye en la letra, poder ponerte la zapatilla que perdiste saliendo del baile, es una letra sencilla, pegajosa y fácil de aprender, la tonada es agradable y yo con solo oírla 4 veces ya me la sabia casi toda, así que ya saben, si quieren hacer que sus parejas suspiren de amor, cántenle este tema. El tema se llama Mi Princesa y quien canta es Víctor Muñoz, disfrútenla.



¡Que tengan un excelente #VDLN!





jueves, 6 de agosto de 2015

Arrancó el Nido

Esto era algo que ya se veía llegar, tarde o temprano teníamos que tomar la decisión y al final lo hicimos con algo de pena y tristeza pero también con mucha emoción y felicidad, de hecho estábamos viviendo nuestros primeros sentimientos encontrados, es algo nuevo para nosotros pero algo necesario y sabemos que no va a ser la primera vez que nos va a suceder, aun vienen muchas decisiones muy importantes para el bienestar de nuestra hija.

Nuestra bebe ya tiene más de un año y medio y desde que cumplió el primer año hemos estado pensando, buscando y evaluando a que nido/guardería llevarla, incluso desde antes del año estuvimos preguntando e investigando si era factible o no llevarla al menos por unas horas. Todos los nidos donde preguntamos nos decían que no hasta por lo menos el año uno porque querían que la bebe pudiera valerse por sí sola en algunos aspectos, como caminar y hablar aunque sea un par de cosas.

Ahora que ya llegamos al mes de Julio nuestra no tan pequeña bubu está asistiendo a un nido guardería que nos queda al frente del condominio, como se diría, está a tiro de piedra, solo hay que salir del departamento, caminar poco menos de una cuadra y cruzar la pista, así de fácil. Fue como si estuviera destinada a asistir a ese local.

Es un local nuevo y que está en crecimiento, siguen implementando varias cosas, aumentando salones e infraestructura y el local que empezó con un par de áreas de trabajo sigue creciendo, ahora ya tiene 4 salones y siguen mejorando, lo que me parece genial. No voy a mentir al decir que al principio pensé que como era un lugar nuevo iba a tener poca asistencia y yo tenía mis dudas, de cómo era el lugar, que tan bien tenían las cosas, que tipo de profesoras estarían a cargo de cuidar a los niños y etcétera de cosas más, ahora que nuestra hija va a sus clases he podido ver que son unos 50 niños los que asisten, con edades desde los 9 o 10 meses hasta los casi 5 años. Luego conversando con algunos padres nos enteramos que era un nido conocido en el distrito de Surco y que se había tenido que mudar porque necesitaban más espacio, el local anterior les había quedado pequeño.

Mi hija asiste al primer grupo, con niños de entre 1 y 2 años, creo que son como 6 en total. He visto por las fotos las actividades que realizan, pintura, danza y cocina, bastantes trabajos manuales y muchos juegos. Nosotros dejamos a la bebe en el turno de la mañana hasta las 12:45pm y ya nos la entregan almorzada, lo que me parece perfecto porque está aprendiendo a comer de todo y cada vez habla más, la interacción con otros niños un poco más grandes está ayudando bastante, como ella imita todo, ve el ejemplo de sus compañeros de salón y ahora come casi sola y es bien desenvuelta, todo eso me parece bastante genial!!!

Como todo bebe que empieza a asistir a un nuevo lugar siente la pegada del cambio, es obvio que este cambio ha producido una reacción en nuestra hija, el llanto de los primeros días era algo que iba a suceder de todas maneras, era inevitable, pero yo creo que está más asociado al engreimiento que a otra cosa, a los pocos días ya empezaba a preguntar por su Miss y solo quería ir a su nido, ahora dejarla y recogerla es de lo más natural. Como en todas las situaciones de la vida, todo cambio radical produce una reacción igual de radical pero con el tiempo nos terminamos amoldando bastante bien, y esto lo digo por todos nosotros, tanto padres como hijos.

¿Y cómo fue tu experiencia en los primeros días de clase de tu hijo?


miércoles, 5 de agosto de 2015

Tips para una Lonchera Nutritiva


Los niños no saben que elegir al momento de comer en el colegio. Sin embargo, es necesario crear conciencia en ellos y en los padres de familia sobre el consumo correcto de alimentos en la etapa estudiantil desde temprana edad para evitar contraer enfermedades como obesidad, diabetes y problemas cardiovasculares por el consumo de “comida chatarra”.

Al respecto el Dr. Christian Barrenechea, Medico de Novo Nordisk señala: “Los niños necesitan alimentarse de forma sana y nutritiva para optimizar en su aprendizaje escolar. Una lonchera balanceada debe contener alimentos energéticos como pan, galletas, bizcochos, queques caseros, soya; formadores que permiten crecer, por ejemplo el pollo, pescados, hígado, carnes, huevo, queso, yogurt; y en reguladores tenemos a la zanahoria, lechuga, espinaca, acelga, apio, carambola y el plátano.

Es importante señalar que los niños deben usar una lonchera acorde a su edad, peso, talla y contextura. Es decir optar por modelos prácticos y seguros que faciliten el traslado de sus alimentos y que contribuyan a la conservación de los mismos.

Alternativas de loncheras nutritivas:

Ejemplos de Loncheras para niños en etapa kinder:
  • Yogurt bajo en grasas, 1/2 taza de trigo atómico y uvas + chicha endulzada.
  • 1 taza de queso fresco bajo en grasas picado con choclo + 1 plátano manzanito + limonada endulzada.
  • 1 porción de queque de plátano casero + 1 huevo duro + naranjada endulzada.
  • Mini sandwich de pan integral con palta + hierba luisa helada.
  • Quinua bites de pizza con salsa de tomate + agua.
Ejemplos de loncheras para niños de primer a sexto grado.
  • 1 wrap de tortilla integral con palta y huevo + 1 manzana + chicha.
  • 1 sandwich de pan integral con pollo deshilachado, apio, pasas y yogurt natural bajo en grasas + 1 taza de pina picada + hierba luisa helada.
  • Queque de zanahoria casero + 1 vaso de yogurt bajo en grasas + 1 taza de fresas picadas con trigo atómico + hidratación.
  • 1 wrap de atún con palta + 1 pera + agua.
  • 1 sandwichcapresse + 1 plátano + limonada endulzada.

Es importante mencionar que el consumo de azúcaren los niños debe ser proporcional al desgaste energético que tenga el niño durante el día; es decir un niño que hace ejercicio como montar bicicleta, jugar futbol, correr, etc, necesitaría másrequerimiento energéticoque un niño que juegue playstation o vea televisión el mayor tiempo del día, siendo en este último grupo importante el uso de edulcorantes.

Cabe destacar que en busca de sensibilizar a las autoridades Novo Nordisk y la Embajada de Dinamarca manifiestan  su interés y cooperación en la lucha contra la diabetes con el Programa “Cambiando la Diabetes” que tiene como objetivo generar cultura preventiva durante todo el año con adecuados hábitos alimenticios y llamar la atenciónde la empresa privada.