jueves, 22 de enero de 2015

Viva el Rey Julien!!!

En el mes de Diciembre fuimos invitados por el canal de televisión de internet llamado Netflix a un evento en el restaurante Kilimanjaro, un evento en donde lanzaban una nueva serie de Dreamworks sobre uno de los personajes más enigmáticos de las películas de Madagascar y si están pensando en los pingüinos, esos no son, es sobre el rey Julien, esa especie de Lémur catta o Lémur de cola anillada, que siempre trata de ser idolatrado por todos, ser el centro de atención, pero que siempre termina metiendo a todos en problemas y nunca acepta la responsabilidad por sus metidas de pata.

Para los que no saben que es Netflix, es un servicio de televisión por internet, es decir, entras a la página de Netflix con tu usuario y contraseña y podrás ver series de televisión y películas en el momento que quieras y las veces que quieras, eso sí, por un tema acuerdos entre las productoras y los derechos que existen en el país lo que uno está viendo sale del servicio y al final te quedas en el aire, por eso el catalogo se renueva constantemente. Lo bueno es que hay series y películas antiguas, mi esposa ve las novelas completas en dos o tres días, así que ese servicio te salva la vida si es que en la tele no dan nada bueno.

El evento fue de 3pm a 6pm y había bastante gente, sobre todo niños, ¿qué novedad no?, la cosa es que durante el evento fueron mostrados dos capítulos de esta nueva serie, hubieron bocaditos y sesión de fotos con algunos de los personajes de la serie. Como el tema era ver la serie en pantalla gigante y creo que no puedes tener a los niños sentados por mucho rato, sobre todo los que son bien pequeños porque son inquietos y nuestra hija encaja en esa categoría en exceso, había que estar detrás de ella de un lado a otro porque como que no le llamaba mucho la atención estar quieta. Lo que si fue lo máximo y ahí si lo disfruto a lo grande fue cuando toco la parte del baile.

En el baile se trató de desarrollar una coreografía en base a la serie, un baile que estuvo guiado por dos señoritas vestidas como para visitar la jungla de la selva peruana. Ellas estuvieron tratando de hacer que los niños y niñas, incluidos algunos padres, logremos sacar la coreografía, nada complicada y con buena música de fondo, fue como tener una clase de aeróbicos nivel básico, nada porque quejarme, fue muy divertido y al final como que salió más o menos.

Hubo un premio para todos los participantes, fotos con los personajes y algunos piqueos para los pequeños y algunos más elaborados para los grandes. Lamentablemente no nos pudimos quedar hasta el final pero salimos cerca de las 6pm. Según tenía entendido después del baile les iban a dar a todos los pequeños una cena hecha a la medida para ellos, nosotros no llegamos a ver eso, a veces el tiempo apremia.

De todas formas el evento estuvo muy bien y agradezco por este medio a la gente de Netflix por la invitación, es la primera vez que participamos en un evento de este tipo y espero que no sea la última.