lunes, 24 de marzo de 2014

Ya son seis meses

Ahora que la bubu ha cumplido seis meses, hemos superado con emoción y con buena nota, no tanto como sobresaliente, pero bastante bien dentro del cuadro de mérito de padres primerizos, estos primeros seis meses de vida de nuestro gran regalo.

El sábado fue su consulta número seis del control de niño sano, el doctor hizo las revisiones de rigor como siempre, peso, talla y movilidad, esta vez la bubu no ha crecido nada, y en lugar de ganar peso ha perdido 50 gramos. Según nos dice el doctor, es porque está siempre en constante actividad, se mueve un montón y eso es bueno pero tiene que ganar peso, por esa razón nos da pedido que le demos vitaminas como complemento, Hierro (Feranin Forte en gotas) y una que se llama Vita Vid que también es en gotas pero no sé qué tanto venga en ese frasco, igual tenemos que dárselas de todas maneras.

Otra gran novedad es que ya podemos darle de comer, de a pocos y solo algunas cosas, podemos darle puré de Camote y de Papa Amarilla, Plátano de la Isla, Papaya y Granadilla y también mazamorra de maicena, todo esto para empezar, complementando con las vitaminas y la leche materna. Pero eso no es todo, cualquier fruta o verdura que se pueda chancar con un tenedor se la podemos dar, incluso podemos darle un poco de jugo de naranja mezclada con agua, la licuadora se salvó.

Y como ya podemos darle de comer ese mismo sábado empezamos experimentando y viendo las reacciones de la bubu a la hora de darle de comer, las expresiones a la hora de notar el diferente sabor de cada comida, obviamente lo tenemos filmado, a este paso voy a tener que abrir un canal para YouTube.

Aprovechamos también para celebrar su cumple mes, algo simple, sencillo nada complicado, solo un bizcochuelo de vainilla con helado, café y unas cuantas gaseosas, como no tuvimos luz hasta las 7 de la noche tuvimos que improvisar pero salió bastante bien.

Ayer tuve que armar la silla de comer, que es gigantesca comparado con el tamaño que tiene la bebe y no creo que pueda usarla aun pero igual hay que ir avanzando. Hasta ahora hemos tenido una buena respuesta por parte de ella con los alimentos, el camote y la papa amarilla no han tenido problemas, el plátano un poco de rechazo, imagino que será por el sabor, de la granadilla solo le hemos dado la parte liquida quitando las pepitas y con la mazamorra va bien, todavía nos falta probar con la papaya, pero poco a poco iremos aventurándonos en este nuevo hito en el desarrollo de nuestra hija.

Es lo máximo ver como nuestra hija va creciendo, ver cómo reacciona con las diferentes cosas que le damos, cuando jugamos con ella, la sonrisa, los gritos de alegría, todo es un gran paquete que no termina de sorprendernos, cada vez que vemos dentro de la caja nos muestra algo nuevo que nos llena de emoción hasta las lágrimas, es indescriptible.