lunes, 22 de diciembre de 2014

Configurando la casa para la Navidad

Y llegamos nuevamente al final del año y con ello a las fiestas navideñas, a gastar la plata que no tenemos y ordenar la casa de acuerdo a las festividades.

Esta es la segunda navidad que vamos a pasar con nuestra hija, aunque en la primera ella todavía era muy pequeña, tenía 3 meses cumplidos y no creo que haya disfrutado esa fecha porque era muy pequeña en ese entonces. Por el contrario el hoy es diferente, la bebe está más despierta, metiendo las narices en todo, caminando por todos lados curioseando las cosas a su alrededor. Es lo normal en una bebe con mucha curiosidad.

Aprovechando la necesidad de armar las cosas para la navidad, esta vez la bebe nos ayudó a armar las cosas, a su manera claro y tratando de que haga cosas que no sean muy riesgosas y siempre bajo la supervisión de uno de nosotros.

En donde más nos ayudo fue en armar y decorar el árbol, a ella le dábamos los adornos para que vaya poniéndolos o pasándolos a uno de nosotros para colgarlo. El tema de las luces lo hicimos nosotros los adultos y a ella le encanta que estén prendidas, tanto así que ya sabe cómo enchufarlos para que enciendan, obviamente bajo supervisión. Las luces que más le gustan son las que se encienden y apagan y cambian de color con diferentes ritmos, le gusta que la cargue lo más alto que pueda para verlas lo más cerca posible.

El ambiente navideño todos lo estamos viviendo, al decorar la casa, comprar las cosas, envolviendo regalos, jugando al amigo secreto y etc. de cosas más.
La bebe aún no sabe lo que significan los regalos, no pide cosas raras difíciles de conseguir o demasiado costosas, al menos aún, porque no se da cuenta del significado de la navidad. De todas maneras nosotros vamos a permitirle soñar, pensar en Papa Noel y la carta de pedido de regalos y las demás cosas en las que un niño debe creer. Ahora nos toca a nosotros ayudarla a no perder esa fantasía muy rápido, esa es la misión. Ahora nosotros iremos de compras para preparar las cosas para nuestra segunda navidad en familia de a tres.