sábado, 27 de diciembre de 2014

Primer día de Playa

Voy a comenzar esta vez diciendo que hoy día ha sido el mejor día de nuestras vidas, tanto para mí como para mi esposa, los dos hemos disfrutado al máximo el poco tiempo que tuvimos en la playa con nuestra hija, puedo decir que hoy 26 de Diciembre he recibido el mejor regalo de navidad de mi vida, ha sido la mejor experiencia que he tenido en largo tiempo y no voy a negar que lo mejor empezó desde que me entere que iba a ser padre y que cada logro que vamos cosechando engordan nuestra bolsa de recuerdos de manera increíble, pero hoy ha sido como comerse la cereza del pastel, no hay otra forma de decirlo.

Hoy ha sido la primera vez que llevamos a nuestra hija a la playa, estuvimos pensando en cómo nos iba a resultar esta nueva experiencia, ya que por lo general las primeras veces de algo pueden ser o súper increíbles y positivas o ser un completo desastre. Sé que hay familias que llevan a sus hijos a la playa desde muy pequeños y no tengo nada en contra de eso, pero al menos para nosotros fue primordial superar algunos aspectos médicos sobre la piel de la bubu, no es que tengamos un problema serio entre manos pero siempre hemos preferido estar bastante seguros de lo que el pediatra tiene que decirnos, ya que la salud de nuestra hija es lo primero que debemos cubrir ante cualquier nueva aventura que se nos ocurra hacer.

Habiamos planificiado ir hoy a almorzar al club Regatas en Chorrillos y fue gracias a mi abuelo que hoy pudimos acceder al club, mi idea era que la bebe tuviera su primera visita a la playa respetando ciertos parámetros adecuados, más que todo por la seguridad y limpieza de nuestras costas y creo que este club tiene un punto a favor en ese aspecto, la verdad es que me pareció la mejor opción, no es una playa movida en lo que al mar se refiere y es una playa que de por si está bastante limpia.

Para estar seguros de estar bien preparados bañamos literalmente a la bebe en bloqueador, no sabíamos que tanto sol iba a hacer pero no nos íbamos a arriesgar sobre este punto, llevamos sus dos ropas de baño por si acaso y logramos estrenar una. Nosotros por nuestra parte cargamos con casi la mitad de las cosas de la bebe solo por si acaso, más vale prevenir que lamentar pero esta vez creo que se nos pasó un poco la mano, yo parecía un burro de carga pero en un buen sentido claro. Nuestro primer intento de llevar a la bebe cerca del mar no nos resulto positivo, tuvimos que ir a dar una vuelta por otras partes del club, la bubu pudo jugar bastante en la zona de juegos para niños y luego de como 45 minutos de ir de un lado a otro decidimos intentar nuevamente un acercamiento al mar, esta vez fue Mary la encargada de la misión ya que en el primer intento fui yo el que no tuvo suerte.

Mary aplico la técnica de un paso a la vez, primero la acerco un poco a la arena húmeda, dejo que la bebe sintiera el cambio de temperatura con los pies, luego la sentó en la arena y en cosa de pocos minutos ya estábamos dentro del mar, fue IN CRE I BLE ver a la bebe tan feliz, la alegría se notaba en su rostro, fue tanta emoción que se me olvido que yo no llevaba ropa de baño y termine mojado hasta casi la cintura, por suerte no se mojó mi billetera ni mi celular y la verdad que durante esos 25 minutos me olvide de todo lo demás y solo atine a concentrarme en mi hija y sacar miles de fotos, hasta logre grabar un video de no mas de un minuto creo, ya con eso fue más que suficiente.

El agua estaba helada pero eso no nos importó en lo absoluto a los tres, ver a mi hija saltar de ola en ola, con ayuda claro, verla zapatear y bailar de alegría no tiene precio, en absoluto, ser padre ha sido lo mejor que me ha pasado en mi vida, luego de casarme obviamente, porque sin mi esposa no tendría una hija tan hermosa, creo que es un tema llamado "El orden natural de las cosas". Las palabras no son suficientes para explicar el sentir de mi corazón, hoy día comprendí nuevamente lo que significa ser papá y la razón de mi existencia, experiencias como la de hoy llenan de energía mi vida para seguir adelante, solo tengo que esperar algo de tiempo para ser nuevamente sorprendido, no sé qué pasara en un futuro cercano y la verdad es que no puedo esperar para vivirlo.