miércoles, 20 de mayo de 2015

Nuestro Pediatra

Todos los que somos padres de familia sabemos que uno de los primeros doctores que debemos de conocer para nuestro recién nacido es el Pediatra, una especialidad compleja como cualquier otra línea de la medicina pero con un giro muy particular, solo atiende niños. El nuestro llego como caído del cielo, ha sido el idóneo y hasta ahora el mejor para con la bubu, aunque no tenemos alguna referencia de otros pediatras, al menos el nuestro no ha fallado en nada.

El doctor nos fue asignado sin saberlo, ¿cómo así?, muy fácil, la bubu nació de madrugada y fue una cesárea de emergencia, por esas cosas que suceden o algo relacionado con la naturaleza, pero fue así, él fue el que estaba asignado al área de emergencias justo cuando llegamos y con él nos hemos quedado hasta ahora. Cero problemas, cero quejas, siempre atento, siempre disponible a resolver cualquier duda o susto, ya sea por teléfono, correo, mensajería, incluso él nos llama para ver cómo está la bebe, hemos tenido una suerte bárbara.

Muchas otras parejas con las que hemos conversado nos han contado que han tenido que vivir las de Caín para encontrar al pediatra idóneo, a veces cambian por algún tema muy específico, una dolencia demasiado extraña como una alergia y se debe consultar con un especialista en alergias o por cualquier otra cosa. A veces el cambio es por terceras razones que no podemos controlar, como nos está pasando justo a nosotros ahora.

Nuestro pediatra fue asignado porque la bebe nació en la clínica San Borja, que está dentro del grupo de clínicas asociadas a la EPS Pacifico, en la cual estuvimos registrados hasta el pasado mes de Abril. Han sido más de 2 años en los que nos hemos atendido por ese seguro y solamente en esa clínica. Lamentablemente la empresa para la que trabajo llamo a elecciones (el tema de la renovación de la EPS es elegida por democracia) para saber si los empleados deseaban mantener esa EPS como la elegida o escoger otra, mayoría manda y el costo mensual es el que muchas veces inclina la balanza. Como nosotros somos tres los afiliados, yo con dos dependientes, eso me pone a mí en una situación un tanto complicada. El tema de fondo es que gano la EPS Rímac esta vez y por obvias razones nuestro pediatra no nos va a poder seguir atendiendo a no ser que lo veamos por consultorio particular.

Toda esta situación del cambio de EPS es un tema complejo y no logro entenderlo todo, sé que mucho tiene que ver con la cantidad de casos atendidos y eso da un valor de siniestralidad, el cual en el año 2014 fue un poco alto, muchas atenciones complejas entre ellas mi operación de la columna, también está el costo beneficio, la elección del plan base, las clínicas asociadas y algunas otras cosas más.

Ahora solo me queda escoger a un nuevo pediatra en la Clínica Internacional o alguna otra de las clínicas afiliadas y cruzar los dedos para tener suerte nuevamente. Pero eso sí, a nuestro pediatra no lo vamos a perder por nada del mundo, aunque tengamos que viajar a la China. Por suerte tiene su consultorio privado el cual vamos a visitar más que seguido, a no ser claro que tengamos una emergencia, ahí si EPS corazón.