jueves, 30 de julio de 2015

Emociones nuevas, experiencias para toda la vida - Testimonio

Son tantas preguntas y respuestas cuando te enteras que vas a ser madre, que faltarían horas y días para expresarlo. Empezaré confesando que me asusté mucho con la noticia de ser madre. Si lo esperábamos, pero no tan pronto. Con los meses el cambio en mí me hizo confirmar lo que siente toda mujer: Es el regalo más lindo que Dios te puede dar, además de experimentar el llevar un ser dentro de ti por 9 meses.

Fui mamá hace menos de 2 años y puedo decirles ahora que mi mundo cambió, mejoró y se complicó a la vez. Lo que te cuentan es poco, al principio será difícil pero todo lo irás haciendo por instinto, ese instinto que nadie te enseña y como mamá va fluyendo de no sabes dónde. Tuve un embarazo bastante bueno, no tuve una sola nausea o alguna complicación, de ir al baño como loca para hacer pis y un poco de sueño no pasé. Aldana fue muy buena conmigo en el proceso. Yo quería un parto normal pero por temas de pelvis y mucho peso en la bebe no se cumplió. Nació a las 40 semanas de 3.980 kg! Si! Era gordita, saludable y rojita rojita como un tomate italiano. Una bebita muy sana. De ahí en adelante la vida de pareja cambió, la vida de padres nos abordó y estábamos felices con la noticia, pero ahora quien te explica paso a paso que hacer? Pues nadie!  Tu mamá, abuela y tías más queridas te dirán que hacer pero sólo tú tienes el instinto para saber qué le pasa a tu bebe y como solucionarlo.

Mi etapa más difícil fue la lactancia y debo ser completamente sincera, nadie me dijo esto! Nunca me contaron que el inicio es difícil… me costó demasiado llegar a la posición correcta y como era gordita, quería su leche siempre (cada 2hrs los primeros días). Tenía contracturas, dolor de espalda, heridas en los pezones y las miles de almohadas ayudan pero no dan leche! Así que en el proceso aprendí que son momentos en los que la paciencia será tu aliada y el amor de madre tu cómplice. Realmente no la pase bien. El dolor post – cesárea es un tema a parte. Si bien es una cicatriz de amor por tu hijo, me costó mucho poder sentarme por si sola. Mi esposo me ayudó bastante. No sé que como hubiera hecho sin el a mi lado. A pesar del dolor post-cesárea y las innumerables emociones (como llorar de la nada) ver a nuestra bebe sana y bien cuidada no tiene precio. Siempre se va a enfermar, tener cólicos y hacernos sentir que algo hicimos mal pero todo evento no esperado en un recién nacido tiene que evolucionar y nosotros saber esperar y tener mucho autocontrol. Me acuerdo cuando estuvo congestionada!… Mito: échale tu leche con gotero en su nariz, eso resulta! Luego aprendí que en Lima siempre va a pasar esto nada que un producto de agua con sal no quite.
Está haciendo popo verde! Mito: Es por el frio…abrígala! Luego aprendí que pasan por mil colores, así son los bebes. Lo que si ayuda un montón es tener tu Dr. de confianza al que puedas consultar las 24 horas, por teléfono, whatsapp, mensaje y Facebook si se puede.

A los 5 meses me quedé sin ayuda y para mí fue algo que no esperaba, yo trabajaba todo el día hasta las 5 30pm (aprovechando el horario de lactancia) y el papá hasta las 8pm!  Que hacer!!! Buscar otra persona? Cuanto tiempo nos demoraremos en encontrar a la ideal o lo más cercano a lo ideal? Cuanto tiempo para que Aldana se adapté? Cuanto tiempo para mil cosas más que te cruzan por la mente. Decidimos que yo me haría cargo de Aldana y así fue, yo deje todo por mi hija y he vivido cada cosa que ha hecho desde ese momento. Un premio para mí! Desde ese momento tuve que acostumbrarme a tenerla siempre conmigo, crear una rutina, ir al parque, su hora de masajes, siesta, comida y todo lo que involucra a una bebe de 6 meses. Cambié mi look por ropa más cómoda y deportiva y empecé a ver el mundo de otra manera. Si tenía que ir a comprar, la llevaba en el canguro y solucionado el problema. Trate de no complicarme y adaptarme a esta nueva etapa que es tan difícil al inicio. Nunca extrañe el trabajo de la oficina porque Aldana no me dejaba tiempo para extrañar nada! Siempre ha sido muy activa, empezó a gatear a los 7 ½ meses y desde ahí no paramos de perseguirla, es una bebe independiente y se le ve muy segura. Físicamente es igual a mí pero con la sonrisa de papá;  todavía es difícil determinar su carácter pero parece que será como su papá, con poca paciencia y muy seguro de lo que quiere.

Al tener todo el día a tu bebé se crea este apego tan fuerte y súper bueno para ellos; sin embargo, al mismo tiempo tan difícil para nosotras cuando tenemos que salir o dejarlas con otras personas. Aldana no paraba de llorar, siempre lloró fuerte y era desesperante para las personas que tenían que cuidarla si yo tenía alguna reunión de trabajo  o algo que hacer fuera de casa. Poco a poco fui controlando mis nervios y hacer tripas corazón cuando me iba. Soy diseñadora de profesión y tenía proyectos los cuales tenía que cumplir en un tiempo determinado, esto hacia que me organice de acuerdo al horario de la bebe. Casi siempre trabajaba de noche y andaba muy cansada, nada que la sonrisa de Aldana no curara. Y así fue pasando el tiempo, buscando, organizando, trabajando desde casa e involucrándola a ella en todo lo que hago, además de convertirme en ambidiestra! Desde el nacimiento de Aldana uso la mano izquierda con mucha facilidad.

Ahora tengo una página en Facebook “Súper cute” la cual fue inspirada en Aldana y en algunas necesidades que tenemos como mamis, ya sea para abrigar a nuestros pequeños o con accesorios divertidos para sus actividades diarias.

Después de todo este tiempo sé que volvería a elegir la mejor profesión que alguien pueda escoger (SER MAMA) y eso me da fuerzas para inspirarme y seguir con mis proyectos personales. Sé que en fondo soy la mano derecha de una personita que alegra mi vida, la construye día a día y hace que yo me sienta cada vez más inspirada y motivada para seguir adelante.