jueves, 30 de abril de 2015

Nos vamos de Viaje con Papá

Llegan las vacaciones y como papás sabemos que se acerca una época divertida para los niños y agotadora para nosotros. Nuestros hijos quieren pasar todo su tiempo jugando con nosotros y aprovechando que no tienen que hacer tareas para buscar nuevas formas de pasar el rato.

Muchos nos iremos unos días de vacaciones para aprovechar al máximo con ellos ese tiempo de calidad que tan importante es en la crianza de los niños. Pasar días diferentes con ellos en los que se refuercen los vínculos familiares es fundamental para que crezcan sanos y felices.

Imagen cortesía de Shutterstock.

Planes en familia

Planificar un viaje con los niños es un trabajo en equipo en el que toda la familia está envuelta. Mientras mamá hace la lista de todo lo necesario para el viaje, papá se encarga de sacar las maletas de los armarios y la nena de llenarla de juguetes que luego tendremos que volver a poner en su sitio.

Lo mejor es que todos los pasos previos se hagan en familia, desde elegir el destino hasta hacer las maletas. Lo que me gusta de esto es que es una forma de disfrutar de la experiencia desde antes de salir de casa y además los niños se mantienen distraídos durante más tiempo.

Facilidades para los niños

Una de las cosas en las que hago más hincapié es en el hecho de que el lugar al que decidamos ir tenga instalaciones adecuadas para niños. Piscinas y parques infantiles, personal especializado en tratar con los más pequeños y entretenimiento organizado especialmente para ellos. Una de las mejores opciones para encontrar todas estas comodidades es la de elegir un paquete turístico familiar porque están pensados especialmente para que toda la familia tenga momentos de esparcimiento.

Precaución ante todo

Antes de viajar hay que asegurarse de que todas las reservas están hechas y que si nuestros niños tienen alguna necesidad especial se vea cubierta en el destino. Si viajamos en carro hay que revisar que sus sillas sean las adecuadas para su edad y que estén bien aseguradas. Es muy importante verificar que todo funciona bien y que el agua y el aceite están en los niveles adecuados. Cuando lo más importante de tu vida va contigo en el carro no se puede dejar nada a la suerte.

También se debe hacer una visita al pediatra, para que revisen el estado de salud de los niños y para que nos informen de si necesitan alguna vacuna especial de cara al viaje que queramos hacer. Suelo hacer esto con un par de meses de antelación para estar seguro de que todo está bien antes de emprender el viaje.

El día antes repasar la lista

Sólo falta repasar que todos los elementos de la lista estén en las maletas y que toda la familia esté preparada para salir de casa. Lo último por hacer es preparar unos refrigerios para los niños, llevar agua fresca para el trayecto y algunos juguetes y entretenimientos para que los niños se distraigan y el viaje se les haga corto. Con la previsión adecuada las vacaciones en familia serán momentos inolvidables.

Este artículo ha sido escrito por Catalina López Zuluaga
Periodista y Escritora Online, Colombia
Twitter: @CatalinaLoZu