domingo, 11 de mayo de 2014

Nuestro primer día de la Madre

Este es nuestro primer año como padres y la emoción por ser la primera vez que podemos celebrar como tales es genial, este año aparte de todas las fechas que usualmente celebramos podemos agregar dos más que nos involucran de manera directa, una de esas nuevas fechas es el día de la madre, a mi ya me tocara celebrar en Junio.

Nosotros no pensamos que nos podía pasar, recibir tan grande bendición como la llegada de un hijo, es un logro muy pero muy importante para nosotros, ha cambiado nuestra vida totalmente y para mi señora esposa con mucha mayor razón. Este gran cambio ha suscitado varios ajustes importantes en nuestras vidas y yo diría que más en ella, si antes podía dormir a sus anchas los fines de semana, eso ya forma parte de la historia antigua, se podría decir que es la era AB, antes de la Bubu, ahora es la nueva era DB y es un giro total de nuestras prioridades, pero eso no quiere decir que hayamos perdido el norte, por el contrario, ese norte está más afianzado que antes, ahora tiene más importancia que antes.

Nos está tocando vivir lo que alguna vez vivieron nuestros padres, somos el reflejo de su crianza y podemos usar su ejemplo como muestra para aplicarlos en la crianza de nuestra hija, esa experiencia es la que nos ayuda bastante para ir avanzando poco a poco por este nuevo camino, poniendo un poco de nuestra propia cosecha claro, pero siempre teniendo como base lo aprendido de nuestras madres.

Esta demás decir que la vida de una madre es sacrificada, da todo por sus hijos, mi mamá hizo lo propio conmigo y puedo asegurar que la mamá de Mary hizo lo mismo por ella y ahora estoy viendo que mi esposa está haciendo lo mismo por nuestra hija, sacrificando horas de sueño por estar con la bebe, haciendo una u otra cosa por ella, directa o indirectamente relacionada con ella, porque nuestra hija es ahora la prioridad número uno y nosotros giramos a su alrededor, la bubu se ha convertido en nuestro Sol.

Solo puedo decir que me siento orgulloso de formar parte de esta familia, orgulloso de ver como mi esposa hace de todo por cubrir todas las necesidades de nuestra hija, el esfuerzo y el sacrificio es impresionante, no existe regalo en el mundo que pueda representar lo que significa ser madre, ningún electrodoméstico o pieza tecnológica, conjunto de ropa, cartera o par de zapatos (aunque ayudan a veces), yo creo que el mejor regalo son los hijos, son de larga duración y los vas a tener cerca toda tu vida.