jueves, 11 de septiembre de 2014

Mision cumplida, piscina de pelotas lista

Puedo decir que la misión ha sido cumplida, logramos conseguir una piscina con sus respectivas pelotas y ahora tenemos menos espacio en la sala del departamento, hay tantas cosas de la bebe por todos lados que ya no tenemos lugar para nosotros, si tengo invitados en casa los voy a tener que hacer sentar en el suelo, pero con cuidado para que no se sienten encima de algún toy de la bubu.

Conseguimos todo lo que queríamos en el mercado central, aprovechamos una mañana y nos fuimos para allá a ver que encontrábamos, es una galería inmensa con un montón de todo, yo recordaba más o menos como era el lugar porque ya había ido hace poco más de un año, pero Mary nunca había ido y estaba con la boca abierta viendo todo lo que podríamos comprar para la bebe, tanto así que estábamos pensando en tener una casa de campo para meter todos esos juegos de jardín que venden, ¿divisando nuestro futuro?, quien sabe.

La cosa es que encontramos un puestito pequeño en uno de los pisos, porque hay cuatro pisos llenos de corredores angostos y miles de tiendas de juguetes, obviamente que hay puestos de muchas otras cosas pero nosotros nos concentramos en los toys, encontramos varias ofertas de esos cuadrados para el piso, que son como piezas de rompecabezas, íbamos a comprar un paquete más para completar las 12 piezas pero encontramos una alfombra de 2 metros de largo, especialmente diseñada para niños, por lo visto de buen material, acolchada, con diseños interesantes, pero no la compramos porque no teníamos espacio en el auto en ese momento, para nuestra segunda visita será esa la compra fija.

En fin, como les decía, encontramos un puesto con todo tipo de piscinas, de todos los tamaños y formas, habían de las clásicas redondas, las rectangulares y habían unas con formas muy particulares, de esas que son para niños con juegos, se veían muy bien en las fotos de las cajas, nuestro problema era el tamaño una vez infladas, ahí si nos quedábamos sin departamento. La piscina que compramos tiene un diámetro de 1.10 metros y tenía tres anillos de alto, suficiente para la bebe. Nos costó 20 soles y tiene hasta piso acolchado inflable, obviamente compre un inflador porque a pulmón como que no la hacía.

Para las pelotas fue otro tema, vimos en varios puestos y los precios no variaban mucho, lo que no me había percatado era que habían de diversos diámetros y los paquetes variaban en su contenido, habían de 60 pelotas, de 100 y hasta de 500 creo, el negocio es comprar al por mayor, nosotros que solo íbamos por un paquete de 100 como que no nos veían como negocio, pero logramos encontrar un paquete bastante simpático con un diámetro aceptable, nos costó 35 soles, son chinas y están certificadas, están hechas de plástico que no tiene olor, no se deforman y no son toxicas. Casualmente es de la misma marca que la de la piscina.

Al llegar a casa para hacer la implementación, nos dimos cuenta que las 100 pelotas no iban a ser suficientes, así que estamos planificando una nueva visita al mercado central pero con más tiempo, como para poder ver más cosas. ¿Y ustedes ya tienen su piscina de pelotas en casa?