miércoles, 24 de septiembre de 2014

Y se fue el primer año

Este primer año como papá ha sido un excelente año, me ha permitido completar una etapa de mi vida, que es la de convertirme en padre, he podido celebrar un monton de cosas, todas ellas alrededor de mi hija, tambien me ha servido para aprender un sinfin de cosas, me ha ayudado a consolidarme como persona, a ver las cosas mas alla de lo evidente, a mejorar mis criterios de decision y lo mejor de todo me ha ayudado a madurar un poco mas.

Este año lo he visto pasar fugazmente, practicamente se lo ha llevado el viento, aun pienso que fue ayer cuando tuve que ir volando a la clinica para entrar por emergencia porque mi hija ya llegaba, o cuando me entere que iba a ser padre, o ver la primera ecografia, he sentido que el tiempo que ha pasado ha sido tan rapido que parece solo un parpadeo, es un sueño que va cobrando vida cada dia, un sueño hecho realidad.

Uno de los mayores logros que un hombre puede tener es convertirse en padre, la alegria que me embarga cada vez que veo sonreir a mi hija es indescriptible, jugar con ella no tiene precio, aunque han habido momentos en que tienes que poner mano dura es casi imposible no derretirse con sus gestos, tiene cada cosa que nos saca de cuadro y nos sorprende, es increible ver todo lo que ha aprendido y como se da cuenta de todo lo que sucede a su alrededor.

Se que el tiempo no esta de mi lado, entre el trabajo y las clases no le puedo dedicar todo el tiempo que me gustaria, aunque suene a escusa los sacrificios que hago son por el bienestar y el futuro de ella, se que el tiempo que se le dedica a un hijo no tiene precio y que debemos estar lo mas que se pueda con ella, igual debo hacer de tripas corazon y avanzar con las cosas que debo hacer para poder proporcionarle un mejor futuro.

Solo puedo agradecer a Dios, a mi esposa, a mi familia y a mis amigos, son tantas las personas que se han visto involucradas desde el inicio, se que ellos estaran siempre para apoyarnos a Mary y a mi cuando sea necesario y que compartiran conmigo todas las aventuras que tenga con mi hija, buenas o malas, aun falta mucho camino por recorrer y se que tengo vida para rato, hay que darle para adelante, seguir hacia donde sople el viento y esperar que mañana sea un dia tan bueno como el de hoy.

Gracias hija por hacerme papá y convertirme en una persona mas feliz de lo que ya era, gracias por darme la energia que me faltaba para seguir adelante, gracias por llegar cuando pensabamos que ya no habian esperanzas, este ha sido tu primer año y para mi el mejor año de mi vida, espero que todos los años que vengan sean igual de locos como el que acaba de terminar el pasado lunes. Ahora empieza un nuevo capitulo, hay que preparar el papel y la tinta porque tenemos para rato!!!!