miércoles, 3 de septiembre de 2014

Visitando el Parque de las Leyendas

El viernes pasado aprovechamos que no tuve que ir a la oficina para hacer una actividad de familia, es decir, de a tres, y no tuvimos mejor idea que ir al Parque de las Leyendas, el que está ubicado en San Miguel, no al de Huachipa. El horario de atención se inicia a las 9am y están atendiendo hasta las 5pm, el costo es de 10 soles por persona y los niños menores a 6 años entran gratis. Lo mejor fue que salió un rico solcito.

Nuestro plan era salir temprano y aprovechar el mayor tiempo posible en la visita, siempre y cuando no hubiera alguna emergencia o alguna necesidad no programada de la bubu, pero como siempre las horas no se cumplen como quisiera no llegamos al parque a la hora que me hubiera gustado, tener un bebe descuadra la agenda, no hay vuelta que darle.

Llegamos cerca de la 1pm, en lugar de llegar como a las 11:30am que era la idea inicial, no había mucha gente, por no decir que no había casi nadie, solo atendía una caja y habían 3 familias más en la cola así que no fue mucha espera. Como nosotros ya habíamos estado en el parque mucho antes de que llegara la bubu, decidimos ir a la zona donde no habíamos estado, que era la parte internacional donde habitaban los animales que no son usuales en el país.

No había mucha gente así que pudimos movernos con bastante libertad, no habían colas delante de las jaulas con los animales más llamativos pero si habían un montón de colegios que estaban haciendo visitas guiadas con sus profesores de ciencias naturales, la zona de juegos estaba más que abarrotada de criaturas en edad de colegio que corrían de un lugar a otro, suerte que nosotros solo pasamos por arriba.

La cosa es que no pudimos quedarnos mucho, solo paseamos un par de horas y no llegamos a cubrir ni el 40% de las instalaciones, es tan grande y tiene tanto que ver y lo peor es que al no tener un mapa que nos ayudara a ubicarnos con facilidad, terminamos pasando por un lugar más de una vez. En la zona de atención al visitante no tenían mapas, que problema. Lo que sí puedo rescatar es que como no hubo mucha gente pudimos pasear sin mucha complicación.

En resumen pudimos ver un poco de todo, nos concentramos más que todo en la parte internacional, pudimos ver a los hipopótamos, a la única jirafa, a los lobos de mar y alguna que otra especie tanto dentro como fuera de las jaulas, pero no vimos tanto como me hubiera gustado, ha quedado pendiente otra visita, quizá dos más, para poder completar todo. La bebe no estuvo en su mejor momento, no puedo decir que disfruto la visita y espero que para la próxima nos vaya mucho mejor, pero si tengo buenas fotos para compartir, sobre todo cuando la bubu estuvo gateando a sus anchas en la zona de juegos donde había bastante espacio verde.

¿Y ustedes ya visitaron el Parque de las Leyendas? ¿Pudieron ver todo en una sola visita o están planificando ir una segunda, tercera o cuarta vez?