jueves, 21 de agosto de 2014

Los Bisabuelos

Yo he tenido la suerte de disfrutar de la compañía de mi bisabuela, ella ha compartido muchos años de mi vida y yo he podido aprovechar todo ese tiempo, no es que hayamos estado juntos todos los días pero los momentos en que íbamos a visitarla eran geniales.

Yo creo que tener la suerte de conocer a algún bisabuelo es increíble, no todos hemos tenido esa suerte, muchos de ustedes han conocido a sus abuelos pero de repente no a los cuatro, incluso no han llegado a conocer a su papá o a su mamá, pero el caso es que a falta de uno llegan muchos otros que cubren esos espacios vacíos con emoción y elegancia, logrando crear un efecto de bien para nosotros.

Así como yo pude conocer a mi bisabuela y disfrutar de ella unos años mi hija ha tenido más suerte que yo, ella ha conocido a sus dos bisabuelos, los que son mis abuelos por parte de madre, ambos están vivitos y coleando y aunque sabemos que el tiempo no pasa en vano espero que mi hija pueda disfrutar de ellos unos años más, al menos el suficiente tiempo como para llamarlos por sus sobrenombres, para que pueda decir Tata y Papapa.

Alguna vez escuche un comentario donde se mencionaba que los padres están para educar y corregir a los hijos y los abuelos para malcriarlos un poco pero ¿y los bisabuelos que hacen entonces? Si me van a decir que van a malcriarlos el doble de lo usual entonces vamos a estar en problemas, de solo imaginarlo nomas me estresa.

Mi Tata estuvo súper contenta desde que se enteró que iba a ser bisabuela, mi hija no es su primer bisnieto, ya hay dos hombres bisnietos santes, hijos de uno de mis primos, pero si iba a ser su primera bisnieta mujer, ahora ya tiene cuatro bisnietos y ya sabemos que se viene una quinta bisnieta, hasta ahora son tres hombres y van a ser pronto dos mujercitas, eso es hasta la fecha, no podemos suponer que va a suceder más adelante pero aún hay la posibilidad de que aumente el número.

Mi Tata ha participado bastante desde mucho antes de que naciera la bubu, incluso nos acompañó a una ecografía y se sorprendió de como la tecnología ha avanzado tanto, incluso le pregunto al doctor si es que en la ecografía se podía ver el color de ojos de la bebe. Ella también ha comprado algunas cositas para la bebe, incluso ha bordado el juego de sabanas, realmente ella ha estado disfrutando mucho de mi hija y sigue haciéndolo.

Mi Papapa se mantiene un poco más al margen, digamos que a distancia por miedo a que le pueda hacer algo a mi hija, solo la ha cargado una vez y con temor a que se le caiga pero imagino que son los nervios que a todos nos ha pasado, la primera vez que cargue a mi hija me dio pánico, la veía tan pequeña y tan frágil que pensé que iba a romperla de casualidad pero era un temor infundado, aunque fue la primera vez en que cargaba a mi hija digamos que estaba entrenado para hacerlo, inconscientemente sabía qué hacer.

Sé que mis abuelos no van a poder acompañarnos por mucho tiempo, es el ciclo de la vida, al menos quisiera poder disfrutar un poco más de su compañía y que mi hija también los disfrute más tiempo, pero no hay forma de saber cuánto más tiempo vamos a estar en este mundo, solo puedo decirles que hay que aprovechar todos los momentos que se nos presenten y disfrutarlos al máximo, como si fueran el último y no hubiera un mañana a la vuelta de la esquina.

¿Y cuantos de ustedes han tenido la suerte de conocer a sus bisabuelos?