domingo, 26 de enero de 2014

El terror de los pañales

Este si es un tema álgido para mí, nunca he cambiado un pañal en mi vida y no estoy seguro de cómo debe hacerse, pero ahora es el momento de la verdad y habrá que aprender.

Lo difícil no es poner le pañal nuevo, lo difícil es quitar el pañal anterior, con desechos tóxicos, químicos y radiactivos de alto nivel, tanto así que hay que utilizar una mascarilla anti-gas, para evitar desmayarse ni bien se inicia la operación. También hay que evitar los ataques durante la operación de cambio, pueden suceder sin previo aviso y el daño colateral puede ser terrible, tanto así que tienes que cambiarte también tú, el cubrecama, limpiar la alfombra y eso es solo una muestra pequeña del trabajo adicional que hay que hacer al terminar.

También hay que tener a la mano todo lo necesario para el cambio respectivo como pañitos húmedos, un cambiador portátil, pañales de sobra, la famosa crema para las escaldaduras y lo más importante, manos rápidas y ligeras, porque si te demoras más de lo necesario puedes tener las complicaciones mencionadas en el párrafo anterior, ya nos ha pasado.

Yo pensaba que cambiar un pañal era cosa fácil, así como lo pintan en la televisión, "uno, dos y arriba" eso es más falso, ahora que lo vivo en carne propia puedo dar mi testimonio de que es más complejo que contar hasta dos y jalar para arriba, eso será cuando tenga 1 año o más pero ahorita el procedimiento es en posición vertical, es decir, echada sobre la cama.

Ahora, la elección del pañal es otro tema, hay de todas las marcas, modelos, diseños y tallas, y no necesariamente se ajustan a la realidad, nosotros al principio usábamos la talla "P" para recién nacidos, conseguimos paquetes de 100 pañales por 40 soles en una tiendita escondida por el Ovalo Higuereta, fueron lo máximo y nos salvaron la vida de varias, de ahí pasamos a la talla "S", la "M" y ahora estamos en la "G" que es para bebes de hasta 11 kilos de peso, mi hija no pesa más de 7 kilos pero por un tema de piernas tenemos que usar esa talla, por eso digo, la realidad excede a la ficción, la cosa es que la bebe este siempre cómoda.

No voy a poner marcas especificas porque la verdad, cuando hay ofertas de tres por dos en Plaza Vea compramos la de la oferta, como son literalmente descartables, qué problema hay con que use una marca o la otra? aparte que ni se ven, pasan desapercibidos casi todo el tiempo, ni que estuviera modelando en pañales.

Sé que hay pañales de tela lavables ecológicos con toda la garantía involucrada, no los hemos probado aun, allí se tiene que evaluar costo versus beneficios, porque esos tienen que ser lavados a cada rato y tienes que tener por lo menos una docena para que puedan ir secando unos mientras usas otros, y son la inversión inicial es bien fuerte pero a mediano plazo dicen que sale a cuenta, no lo sé, no me consta, pero ahí están para los interesados.

En fin, ahí tienen, provecho con los cambios, ahora me toca a mí así que ahí los dejo.